jueves, 14 de junio de 2012

La Rueda del Samsara ...


Fortuna Imperatrix Mundi



Arcano X del Tarot Crowley dibujado por Frieda Harris


"In Fortune solio
sederam elatus,
prosperitatis vario
flore coronatus;
quicquid enim florui
felix et beatus,
nunc a summo corrui
gloria privatus.


Fortune rota volvitur:
descendo minoratus;
alter in altum tollitur;
nimis exaltatus
rex sedet in vertice - 
caveat ruinam!
nam sub axe legimus
Hecubam reginam."


En el trono de la fortuna
me había sentado yo, elevado,
coronado con las variadas flores
de la prosperidad.
Y en verdad, tanto como florecí
feliz y contento,
después, desde lo más alto, caí,
privado de la gloria.


La rueda de la fortuna gira;
yo desciendo humillado;
otro es llevado hacia lo alto.
Ensalzado en exceso,
el rey está sentado en la cumbre;
pero que esté en guardia contra la ruina,
porque bajo el eje leemos
que la reina es Hécuba.


Carmina Burana

El número diez, representado en el Arcano X del Tarot, la Rueda de la Fortuna. El célebre “Oh Fortuna”, de la Cármina Burana, es un himno que los vagabundos goliardos del Siglo XII le cantaban a la Diosa Fortuna. Rota Fortunae, la Diosa Fortuna hace girar la rueda y el azar dictamina el caprichoso destino. En el mismo Codex Burana hay una imagen muy clásica de la mitología de la Edad Media, encontramos un esquema básico de de cuatro figuras girando alrededor de la rueda que representan los tres estados que la Diosa Fortuna dictamina. 
A la izquierda una de las figuras asciende, su nombre en latín regnabo (reinaré); en la parte alta de la rueda una figura sentada en un trono simboliza regno (reino);la imágen de la derecha se trata de un hombre cayendo, simboliza regnavit (reiné); por último debajo de la rueda una figura de un hombre derrotado simbolizando sum sine regno (estoy sin reino). 
Relacionados con conceptos vitales básicos como el de Eros y Thanatos, las relaciones humanas, el sexo y la muerte. Este concepto básico medieval se encuentra en el libro Consolatione Philosophiae, escrito por Boecio en el año 520.



incluso Hamlet de Shakespeare ha escrito acerca de los "golpes y dardos de la insultante fortuna".
Pero la Diosa Fortuna existía ya en la mitología romana, la Diosa del Azar, la alegoría de la rueda que significa el azar, además portaba en su mano una cornucopia (Cuerno de la Abundancia).
Pero el origen más antiguo de esta rueda lo encontramos en el Tibet, se llama con el nombre sánscrito de Bhavacakra, la rueda de la vida, es la representación simbólica del Samsara que es el ciclo de nacimiento, vida, muerte y reencarnación.


 
Dibujo de un Bhavacakra en un Thangka tibetano

El Arcano X es muy relevante desde el punto de vista esotérico. En la tradición hindú, el círculo con el punto en el centro , es una forma de representación del Lingam-Yoni.


El punto se convierte en una línea, el Lingam. Si la línea se coloca a la izquierda, obtenemos el el número 10, todos los secretos del Lingam-Yoni.
Innumerables nombres tiene esta rueda, es la Rueda del Karma, la Rueda de los Siglos, la de la Ley del Retorno.
Según la tradición judeo-cristiana es la rueda de Ezequiel, ellos agregan a la rueda la inscripción TARO, que simboliza los 22 arcanos. TARO a su vez es un anagrama que contiene la palabro ROTA. La rueda del devenir humano y universal.

Es importante saber que en el centro de la rueda del Samsara, en Bhavacakra giran tres figuras…


El gallo, la serpiente y el cerdo

El gallo es la posesión, la codicia o el deseo.
La serpiente, es el odio, la ira y el resentimiento.
El Cerdo, la necedad, la estupidez y la ceguera.

Una clave muy importante, con los cambios vertiginosos que estamos sufriendo en el mundo de hoy, para cambiar y salir de la rueda.


"La Rueda de la Fortuna" ilustración de Oscar Squella

Horacio Alonso 29/06/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada